Alberto Valiño

Atribución de ganancialidad. Fiscalidad

COMPARTIR

En este post vas a averiguar cuáles son los impuestos en juego cuando se produce la atribución de ganancialidad.

Antes que nada

¿Qué es la atribución de ganancialidad?

Es un pacto entre los cónyuges casados en régimen económico matrimonial de gananciales, previsto en el artículo 1355 CC.

En virtud de dicho acuerdo de voluntades, al bien o derecho de que se trate, adquirido a título oneroso durante la vigencia de la sociedad de gananciales, al margen de la procedencia de los fondos utilizados para su adquisición, se le atribuye carácter ganancial.

De no mediar el pacto entre los cónyuges, ese bien o derecho sería privativo.

En definitiva, el bien o derecho se adquiere directamente como ganancial,

sin que ello suponga que hay transmisión de dominio de un cónyuge a otro.

Ha de concurrir la voluntad de ambos cónyuges.

La declaración de un solo cónyuge de que adquiere para la sociedad o de que adquiere con carácter ganancial, por sí sola, es insuficiente.

Con más rigor, Resolución de 6 de septiembre de 2023, de la Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública

Y ahora ya, voy con la fiscalidad.

Comienzo, con un supuesto real.

Supuesto atribución de ganancialidad tras extinción de condominio

Antecedentes 

Las hermanas, Pilar, María y Lola son dueñas por terceras e iguales partes de una finca situada en Altea, valorada en 600.000€.

Resultaron agraciadas por herencia de sus padres, fallecidos (él) el 01/12/1986 y (ella) el 18/02/2023. 

En las correspondientes escrituras de herencia, se inventarió dicha finca en cuanto al 100% por un valor de:

60.000€ (la del padre) y 600.000€ (la de la madre). 

Y de dichos valores partieron en las correspondientes autoliquidaciones del Impuesto de Sucesiones.

Así que cada una de ellas es dueña con carácter privativo y en pleno dominio de:

 una 1/6 por parte de papá; y otro ⅙ por parte de mamá.

Y extinguen el condominio

Hacen uso del derecho que les asiste conforme a los artículos 400 y siguientes del Código civil, y extinguen su condominio (dada su naturaleza indivisible o que puede desmerecer mucho por su división), adjudicando la finca a Lola

Y puesto que Lola lleva un exceso de adjudicación de 400.000€, compensa a Pilar y a María su respectivo defecto de adjudicación, entregando 1 cheque bancario nominativo a cada una por importe de 200.000€.

Atribución de ganancialidad.

Lola está casada en gananciales con Paco.

Así que los consortes Lola y Paco, haciendo uso de la facultad establecida en el artículo 1.355 CC, atribuyen carácter ganancial a una cuota de copropiedad, en pleno dominio, de cuatro sextas (4/6) partes indivisas de la finca;

ya que el exceso de adjudicación pagado a las restantes copropietarias (400.000€), se ha efectuado con dinero ganancial. 

De ahí que esas cuotas de copropiedad de la referida finca (4/6) quedan incluidas en la sociedad de gananciales que tienen constituida.

¿Quién queda dueño de la finca?

En consecuencia Lola queda propietaria de una tercera parte indivisa (1/3) de la finca descrita por el título de herencias de sus padres;

y los cónyuges Lola y Paco serán propietarios en de cuatro sextas partes indivisas (4/6) de dicha finca con carácter ganancial.

Tributación en el ITPAJD de la extinción de condominio

Lola es sujeta pasiva de la modalidad AJD, respecto a 4/6 de la finca (400.000€) aplicando el tipo del 1,5% (Comunidad Valenciana), como regla general.

6.000€.

Más explicación: Extinción de condominio sobre un bien inmueble. Tributación.

Tributación en el ITPAJD de la atribución de ganancialidad

Paco es el sujeto pasivo y deberá presentar autoliquidación por la modalidad Transmisiones Patrimoniales Onerosas (TPO) respecto a 2/6 de la finca (200.000€), pero no hay que alarmarse porque la operación está exenta con fundamento un poco forzado en el 45.I.B.3 LITP.

¿Por qué no hay pago de TPO en la extinción de condominio si no hay adjudicación a uno?

Hemos visto que la adjudicación final del inmueble es 1/3 a Lola, con carácter privativo y 2/3 a Paco y Lola, con carácter ganancial.

Así que la adjudicación es a dos. ¿No?

Sí, pero no.

Se entiende que: 

1º toda la finca se ha adjudicado tras la extinción del condominio a Lola, conservando la misma naturaleza que tenía la titularidad sobre la cuota indivisa de la que trae causa la adjudicación, que era privativa.

Es decir, sí que ha habido adjudicació a “una”, a Lola. 

que los esposos Lola y Paco en un acuerdo de voluntades de carácter atributivo, alteran la adscripción patrimonial que resulta de las reglas sobre calificación de los bienes como privativos, y sujetan el bien al régimen de afección propio de los bienes gananciales. 

Esa atribución de carácter ganancial se establece y añade a posteriori en el orden lógico material, tras la obtención por Lola  de la adjudicación, constituyendo en sí mismo un negocio interno a las relaciones entre los cónyuges que en medida alguna afecta a los otros partícipes en la comunidad originaria -que no suscriben pacto alguno con Paco-, y que está, por demás, exento del tributo. 

ST TSJ País Vasco 18/2021 

Plusvalía Municipal de la extinción de condominio

Las comuneras salientes, Pilar y María no tributan por Plusvalía.

El motivo es que el hecho imponible del IIVTNU es la transmisión y ésta no existe; hay mera especificación de derechos.

Lo explico aquí: Extinción de condominio sobre un bien inmueble. Tributación.

Plusvalía Municipal de la atribución de ganancialidad

La atribución a la sociedad conyugal de un bien inmueble urbano por ambos cónyuges, acogiéndose a lo establecido en el artículo 1.355 CC, no está sujeta al Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, en virtud de lo dispuesto en el artículo 104.3 TRLHL.

 V2528-17 

Impuesto sobre la Renta de las Personas físicas de la extinción del condominio

Para las que se salen del condominio

Pilar y María

Sí que habrá alteración de la composición del patrimonio, que deriva en ganancia o pérdida patrimonial para cada una,

por diferencia entre valor de transmisión y valor de adquisición

  • valor de transmisión (200.000€) menos gastos satisfechos,

pero dividido entre dos;

o sea, 100.000€ (menos gastos) porque tengo que compararlo con un valor de adquisición desdoblado en dos momentos de adquisición (01/12/1986) por importe de 10.000€ (más gastos) y 18/02/2023 por importe de 100.000€ (más gastos).

  • valor de adquisición 

Mejor dicho, valores de adquisición:

10.000€ (60.000/6) el de 1986

100.000€ (600.000/6) el de 2023

Es posible que si Pilar y María todavía tengan saldo para aplicar los coeficientes de abatimiento (el saldo es de 400.000€).

En tal caso, la ganancia patrimonial de cada una no excedería de 9.057,59€:

Dejo link al cálculo efectuado, gracias al fantástico Simulador de Ganancias Patrimoniales de SEGURA-ILLA

Puedes leer: Extinción condominio de un bien procedente de dos herencias. IRPF

¿Hay alteración patrimonial por la atribución de ganancialidad?

La DGT en consulta V2528-17 ha señalado que

“La aportación a la sociedad conyugal de un bien inmueble urbano por ambos cónyuges, acogiéndose a lo establecido en el artículo 1.355 del Código Civil no supone alteración patrimonial que dé lugar a una ganancia patrimonial en el IRPF”. 

Como quiera que el 1.355 CC no habla de aportar sino de atribuir la condición de gananciales a los bienes adquiridos a título oneroso durante el matrimonio, me tomo la libertad de cambiar lo manifestado en la consulta del modo siguiente.

Me entrecomillo a mí mismo:

La atribución por los cónyuges de común acuerdo, de la condición de ganancial de un bien (o parte del mismo) adquirido a título oneroso durante el matrimonio,  acogiéndose a lo establecido en el artículo 1.355 del Código Civil no supone alteración patrimonial que dé lugar a una ganancia patrimonial en el IRPF”. 

Y es que en el caso específico del pacto de atribución de ganancialidad previsto en el  artículo 1355 CC , en puridad, no se produce un desplazamiento directo de bienes concretos entre masas patrimoniales diferentes, dado que aquellos son adquiridos directamente como bienes gananciales, por lo que a tal pacto, en rigor, no le son de aplicación las reglas propias de la transmisión de derechos (…). 

Más en ST TSJ Asturias 656/2022

Conclusión

La atribución de ganancialidad que prevé el artículo 1355 CC no conlleva tributación 

  • ni del  Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, aunque hay que presentar autoliquidación por TPO, exenta,
  • ni de la Plusvalía Municipal,
  • ni del IRPF, 

pues no hay desplazamiento patrimonial entre los cónyuges sino adquisición directa como bien (o derecho) ganancial.

Es factible hacerlo tras una extinción de condominio, sin que ello vulnere la adjudicación a uno que proclama el artículo 1062 CC .

Relacionado: Tributación de la confesión de privatividad

COMPARTIR

Escríbeme para una consulta profesional personalizada.

Si quieres que te ayude con la herencia o con fiscalidad notarial, contáctame. Estaré encantado de ayudarte.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad